Guiado por un amigo que trabaja en San José probé hace unos meses un pequeño restaurante taiwanés en el centro de la capital. Ahora regresé por más.

Fabián y Paula en plena acción.

Fabián y Paula en plena acción en la soda vegetariana Susbida.

San José tiene sus rincones. Esquinas que esperan que alguien doble para mostrarle su destino por venir, para decirlo de algún modo borgeano.

Salir a descubrir esa ciudad viva –aún en medio del apagón– es un acto de renovación. Es salir a descubrir que sí hay por descubrir, por explorar y por probar, que a fin de cuentas es lo de que va este blog.

Así, guiado por un amigo que trabaja en San José probé hace unos meses un pequeño restaurante taiwanés en el centro de la capital. Está diagonal a la Alianza Francesa, es vegetariano, es muy bueno y se llama Susbida.

Lo atiende el equipo formado por madre e hijo: Paula Chen y Fabián Yuan. Es un zaguán con unas pocas mesas y mucho sabor.

Sopa estofado vegetariano.

El plato estrella de la casa: sopa estofado con empanaditas.

El menú es pequeño, en el que destaca su plato estrella: la sopa estofado. Se puede pedir con fideos o empanaditas. El fideo de trigo es rico, pero las empanaditas son mejores. Tienen agradable y consistente textura, llenan mucho y combinan muy bien con el caldo atomatado.

Se sirve con verduras cocidas a buen término: zanahoria muy dulce, chayote (es un chayote, no hay mucho que decir de él), bolitas de carne de soya con vegetales y las empanaditas antes dichas. Todo el conjunto es muy agradable, unido por el elemento principal: el caldo.

El caldo de esta sopa es atomatado, con un ligero picante muy abridor del paladar, hará sudar al comensal en días calurosos. Despierta, agrada, convence. Es un jab de izquierda que te despabila y te quita la duda de si vale la pena olvidarse de la carne un rato.

Tienen otros platos, como un curri con soja que me gustó mucho: dulcetito, punzante en el paladar por las especias, bien caliente. Además, hay arroz frito y otros pocos platos que realiza doña Paula.

Se puede ordenar por Uber Eats

El menú es pequeño.

Están abriendo de 11 de la mañana a las 4 de la tarde. Además, están en Uber Eats, su teléfono es 88869437. Su Facebook no está muy actualizado, pero sí tienen.

El lugar es muy sencillo, así que uno va ahí por lo que de verdad importa: la buena comida. Eso, a fin de cuentas, es lo que más importa. Esos descubrimientos hacen que San José valga la pena.

——

NOTA del redactor: En un principio escribí que las empanaditas tenían cebollín, pero no es así. Me confundí con un dim sum que comí ese mismo día en otro sitio. Las disculpas del caso.