¿Vivir para comer o comer para vivir? Esa es la cuestión.

El acto de comer muchas veces va más allá de conseguir los nutrientes para sobrevivir.

¿Vivimos para comer o comemos para vivir? Esta pregunta, de difícil respuesta en este momento de la historia humana (al menos en gran parte de Occidente), encontrará en cada persona una opción. Para muchos, comer se ha convertido en el motivo de su vida.

Alrededor del plato giran las conversaciones, los sentidos, las expectativas. ¿Hasta dónde llegaremos? La comida, las experiencias, los restaurantes, no paran de evolucionar. Y es normal que, con los cambios en la tecnología, también la comida evolucione. 

Este sitio trata sobre la comida, siempre con respeto y sin frivolidades, y todas las partes involucradas en el proceso: desde el agricultor, los animales que ofrendan sus vidas para que disfrutemos un asado, hasta el plato del comensal. 

El Gastronomista buscará ser el lugar de encuentro de los amantes de la comida, no solo de quienes buscan un buen lugar dónde comer, sino de quienes desean información e interactuar sobre gastronomía en el amplio sentido: social, cultural, antropológico, nutricional, etc. 

La comida, hoy más que nunca, nos une. Únase a ser un gastronomista y compartamos la mesa. 

 

Alberto Gatgens

Periodista gastronómico